fbpx
Perú textiles para el hogar de alpaca tiran huancayo junin

Celestino Hilario

HUANCAYO, JUNIN

Celestino Hilario Moran nació en la Comunidad de Santa Bárbara, Provincia y Departamento de Huancavelica. Es uno antes que el último de siete hermanos. Fue a la escuela en Santa Bárbara, que solo tenía clases dos veces por semana y solo enseñaba hasta el cuarto grado. En tales condiciones, Celestino estudió desde los 11 hasta los 15 años. Para poder seguir estudiando, sus padres lo enviaron a Huancavelica a la casa de una prima.

El 17 de noviembre de 1978, cuando estaba a punto de terminar la escuela primaria, su madre murió repentinamente. Celestino tuvo que dejar la escuela y regresar a Santa Bárbara para ayudar a su padre en la cría de ganado. 

“Solo tenía que obedecer, desde esa vez que dejé de estudiar, volví a la finca a más de 4,000 m de altitud donde solo había ganado porque allí no crecía nada, ni siquiera papas”.

En 1986, cuando murió el padre de Celestino, él junto con su esposa y su hija pequeña partieron de Santa Bárbara rumbo a Huancavelica.

“Muchas personas en Santa Bárbara se fueron a diferentes lugares, nadie, ninguno, ha regresado”.

Al principio, vivían del dinero del ganado y luego de las pequeñas empresas. Al poco tiempo se compró un telar rústico, alquiló un local en la avenida principal y empezó a tejer con un ayudante con las puertas abiertas para que la gente que pasaba viera sus productos. Tejía mantos, chales. Algunas personas trajeron sus propios hilos y solo pidieron el servicio. En 1995 se trasladaron a la provincia de Acobamba. Compró una máquina para tejer suéteres, una máquina overlocking y un telar.

“Estudié en el catálogo todos los pasos, las partes de la máquina, la tensión, el pomo, lo estudié todo. Estaba divagando sobre qué hacer; Había visto un traje deportivo y comencé a analizarlo para ver los materiales que necesitaría. Hice los patrones en cartón y sobre la mesa, lo intenté cortando el material. Salí mejor que el que había comprado ".

En 2002, luego de cuatro años en Acobamba, se mudó de una vez por todas a la Comunidad de Paucara.

En 2003, a través de una organización, ALLPA envió muestras de textiles a Paucara y Celestino fue el único tejedor de la zona que pudo desarrollarlos. A partir de ese momento y luego de la primera visita de ALLPA a Paucara para tomar contacto directo con Celestino, se elaboraron muestras y posteriormente comenzaron a llegar los primeros pedidos. Al principio eran pequeños pedidos y poco a poco a medida que los clientes iban aceptando las muestras, empezaron a crecer tanto en volumen como en diversidad. Celestino vendió sus máquinas overlocking y coser para comprar más telares y dedicarse exclusivamente a la producción de los pedidos de ALLPA.

Celestino está casado con Ambrosia de la Cruz y tienen siete hijos. Alejandrina, nacida en Santa Bárbara, está cursando estudios superiores en Huancavelica.

Celestino nos impresionó por su apertura para trabajar con Allpa, considerar nuevas ideas, construir nuevos telares y trabajar con nuestros consultores y diseñadores. Tenemos una gran relación de confianza ya que Celestino es un verdadero emprendedor. Su seriedad y compromiso con el trabajo nos permitió ayudarlo a crecer de manera asombrosa a lo largo de estos catorce años.

Su sueño es utilizar el tejido como medio para mejorar las condiciones de vida de su pueblo. Ha crecido con ellos y siente una gran responsabilidad de generar empleos sostenidos con la producción textil.

“Es posible hacer lo que han hecho las personas porque ya lo han hecho. Debe ser difícil inventar algo nuevo. He inventado varias cosas, cuando estaba haciendo chales, las estaba inventando porque no sabía cómo hacerlas. Ahora lo sé, pero sin saberlo las hice. Más tarde me di cuenta de que eran exactamente como los había inventado ".

Fotos

flecha anterior
1 de diapositivas
2 de diapositivas
3 de diapositivas
4 de diapositivas
5 de diapositivas
6 de diapositivas
7 de diapositivas
8 de diapositivas
siguiente flecha

Video

Mira algunos de sus productos

×

Carrito